NUESTROS OBISPOS EN LA HISTORIA

Obispos de Ibarra en la historia

Mons. José Ignacio Checa y Barba
Primer Obispo

Imbabura y Carchi recibían a su primer Obispo el Excmo. Sr. Dr. José Ignacio Checa y barba. Preconizado Obispo de Ibarra en 1866. Arriba a su Diócesis el 28 de Abril de 1867. Su trabajo encaminado a la organización del Clero iba plasmándose en realidades. Su labor espiritual fue múltiple y fructífera, con García Moreno consagró el Ecuador al sagrado Corazón de Jesús, trajo de Europa a las Hermanas de la Caridad para sus casas de salud y beneficencia, innumerables fueron sus obras en beneficio del pueblo; culmina su periodo de bondadoso Pastor, envenenado en el Cáliz Consagrado, el 30 de Marzo, viernes Santo, cuya tragedia no fue esclarecida.

Mons. Antonio Tomás Iturralde
Segundo Obispo

Imbabura y Carchi recibían a su primer Obispo el Excmo. Sr. Dr. José Ignacio Checa y barba. Preconizado Obispo de Ibarra en 1866. Arriba a su Diócesis el 28 de Abril de 1867. Su trabajo encaminado a la organización del Clero iba plasmándose en realidades. Su labor espiritual fue múltiple y fructífera, con García Moreno consagró el Ecuador al sagrado Corazón de Jesús, trajo de Europa a las Hermanas de la Caridad para sus casas de salud y beneficencia, innumerables fueron sus obras en beneficio del pueblo; culmina su periodo de bondadoso Pastor, envenenado en el Cáliz Consagrado, el 30 de Marzo, viernes Santo, cuya tragedia no fue esclarecida.

Mons. José Ignacio Checa y Barba
Tercer Obispo

Imbabura y Carchi recibían a su primer Obispo el Excmo. Sr. Dr. José Ignacio Checa y barba. Preconizado Obispo de Ibarra en 1866. Arriba a su Diócesis el 28 de Abril de 1867. Su trabajo encaminado a la organización del Clero iba plasmándose en realidades. Su labor espiritual fue múltiple y fructífera, con García Moreno consagró el Ecuador al sagrado Corazón de Jesús, trajo de Europa a las Hermanas de la Caridad para sus casas de salud y beneficencia, innumerables fueron sus obras en beneficio del pueblo; culmina su periodo de bondadoso Pastor, envenenado en el Cáliz Consagrado, el 30 de Marzo, viernes Santo, cuya tragedia no fue esclarecida.

Mons. Federico González Suárez
Cuarto Obispo

El 8 de Diciembre de 1895 en la catedral de Quito, recibió la unción episcopal, el cuarto Obispo de la Diócesis de Ibarra, Mons. Federico González Suárez, uno de los mayores líderes de la Iglesia ecuatoriana y el más notable exponente de las ciencias y las letras del Ecuador en lo que va de este siglo. Un sacerdote de grandes virtudes, orador sagrado insigne, servidor eficaz de los intereses del pueblo ecuatoriano.Rigió su Diócesis con mano firme y con un claro sentido de servicio a la Iglesia y al Ecuador, a lo largo de una década de crisis política, social, económica, cultural impuesta por el liberalismo y el caudillo Eloy Alfaro.Con su rica y cálida palabra capta la voluntad de todos , y así despierta en la juventud vocaciones religiosas , lo que le obliga a crear el Seminario Mayor “San Joaquín”, que labora en el Palacio Episcopal.El sabio historiador escribe libros luminosos de ciencia y estética literaria, forma una rica y sagrada biblioteca que entrega a la Curia.La crisis nacional reclamaba un gran líder, el Papa Pío X, eleva a Mons. González Suárez a la categoría de Arzobispo de Quito.

Monseñor. Ulpiano Perez Quiñonez
Quinto Obispo

En Mayo de 1907, el Cabildo Diocesano de Ibarra se reúne para conocer una gran noticia, el nombramiento para Prelado de esta Iglesia al Excmo. Sr.Dr Ulpiano Pérez Quiñonez. Su primer paso administrativo es nombrar al Excmo. Sr. Dr. Alejandro Pasquel Monje como Vicario General a quien confía la posesión real y efectiva del Obispado. Su labor destacada se encuentra en la campaña contra la implantación de la escuela laica, la edificación de iglesias en parroquias de Imbabura y Carchi con la planificación personal del Pastor de amplios conocimientos arquitectónicos y artísticos, como se evidenció en el Altar Mayor y el Baldaquino que entregó a la Catedral como un presente de agradecimiento al Señor. Entrega el colegio San Diego a los educadores lazaristas cuya venida lo consiguió en París. Con la alta y eficaz tarea docente de los hijos de Vicente de Paul se inicia una auténtica edad de oro de la Diócesis de Ibarra, porque el San Diego se transformó en el centro educativo vital del norte ecuatoriano en cuyas aulas estudiaron los que posteriormente fueron: obispos religiosos, artistas, escritores prez de los pueblos de la Diócesis. En Diciembre de 1916, fue trasladado a la Diócesis de Riobamba.

Mons. Alberto María Ordóñez Crespo
Sexto Obispo

El 8 de diciembre de 1895 en la catedral de Quito, recibió la unción episcopal, el cuarto Obispo de la Diócesis de Ibarra, Mons. Federico González Suárez, uno de los mayores líderes de la Iglesia ecuatoriana y el más notable exponente de las ciencias y las letras del Ecuador en lo que va de este siglo. Un sacerdote de grandes virtudes, orador sagrado insigne, servidor eficaz de los intereses del pueblo ecuatoriano. Rigió su Diócesis con mano firme y con un claro sentido de servicio a la Iglesia y al Ecuador, a lo largo de una década de crisis política, social, económica, cultural impuesta por el liberalismo y el caudillo Eloy Alfaro. Con su rica y cálida palabra capta la voluntad de todos, y así despierta en la juventud vocaciones religiosas, lo que le obliga a crear el Seminario Mayor “San Joaquín”, que labora en el Palacio Episcopal. El sabio historiador escribe libros luminosos de ciencia y estética literaria, forma una rica y sagrada biblioteca que entrega a la Curia. La crisis nacional reclamaba un gran líder, el Papa Pío X, eleva a Mons. González Suárez a la categoría de arzobispo de Quito.

Mons. Alejandro Pasquel Monje
Séptimo Obispo

El Séptimo Obispo de la Diócesis de Ibarra fue, el Excmo. Sr.Dr. Alejandro Pasquel Monje. En su hogar florecían la cultura, la poesía, el don de gentes y las sinceras vivencias religiosas, inspiradas en Jesucristo. Su nombre alcanzó prestancia nacional e internacional por sus planteamientos de tesis fundamentales sobre las relaciones de la Iglesia y el Estado. Fue un talentoso administrador de la Diócesis, se afianza en su caridad sacerdotal, su dinamismo pastoral, su sincera entrega a servir a los obreros, los necesitados, los sectores artesanal y el pueblo. Ibarra fincaba en su Obispo muchas esperanzas, pero los designios de Dios fueron otros, su salud quebrantándose y falleció el 8 de Septiembre de 1934.

Mons, César Antonio Mosquera
Octavo Obispo

Tras dos años de la muerte de Mons. Pasquel, el 18 de Septiembre de 1936 era preconizado por Pío XI como Obispo de Ibarra, Mons, César Antonio Mosquera. Fue el propulsor insigne de las misiones, la educación católica, el acercamiento al pueblo, al indio, al marginado, cuando recién se iniciaban los proyectos para todos estos estamentos sociales. Más que las cartas pastorales, fomenta llevar el mensaje cristiano en misiones que organiza con dinámicos sacerdotes , recorre las zonas más apartadas y se acerca al indio por medio del quichua que lo domina, recorre los desolados páramos, los valles, fue el obispo de la educación.

Con visión y futuro fundó el Colegio Sánchez y Cifuentes, auspició todos los proyectos y las obras de desarrollo comunitario. El ferrocarril, vías de comunicación, provisión de agua potable, luz, servicios de salud.

En 1954 fue elevado por Pío XII a la Arquidiócesis Metropolitana y fue designado primer Arzobispo de esa importante zona del Ecuador. Su alejamiento fue un duro golpe para todos los pueblos de nuestra Diócesis.

Monseñor. Silvio Luis Haro Alvear
Noveno Obispo

El noveno Obispo de la Diócesis , Mons. Silvio Luis Haro Alvear nació en Penipe Chimborazo en 1904. Fue ordenado sacerdote en Junio de 1929 y ejerció el ministerio parroquial en poblados rurales, donde aprendió el quichua.En mayo de 1950 es nombrado Obispo Residencial de la Diócesis de Ibarra, que la gobierna por 25 años.Extensa y ardua fue la obra lograda por Mons. Haro especialmente en lo que añade a educación. Influyó en el pueblo por intermedio del apostolado de comunidades religiosas y asistencia social, de enseñanza de artesanías, de apertura de actividades culturales de acuerdo con los postulados del Concilio Vaticano II, en el que tuvo intervención honrosa para la Iglesia ecuatoriana.La Diócesis se benefició con la fundación del Instituto Campesino, y la instalación de las religiosas Salesias cuya labor fue muy positiva. También consigue con fines misioneros, instalar los Agustinos y a los Salesianos, que se hicieron cargo del Colegio “Sánchez y Cifuentes”.Dado el notable crecimiento poblacional del Carchi, la Santa Sede crea la Diócesis de Tulcán en 1965, siendo su primer Obispo Mons. Luis Clemente de la Vega.

Monseñor. Juan Larrea Holguin
Décimo Obispo

El décimo Obispo de Ibarra Mons. Juan Larrea Holguin nació en Buenos Aires en Agosto de 1927, fue un brillante alumno de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Católica del Ecuador. Profesor en Derecho Civil en las mismas aulas universitarias, ejerciendo su profesión con notable éxito. El 29 de Junio de 1980, asume el gobierno de la Diócesis de Ibarra; desde las publicaciones didácticas de catequesis en la prensa local, hasta el fomento eficaz de la educación en un amplio programa de realizaciones le debe la Diócesis a éste ilustre Peladro. Así, fundó el Seminario Mayor “Nuestra Señora de la Esperanza”, en cuyas aulas se han fomentado excelentes vocaciones, que están llenando la carencia de sacerdotes no solo en Imbabura sino en todo el país. Su labor de difusión de las enseñanzas del Evangelio y del nuevo Catecismo fue notable a través de las páginas de “La Verdad”. Para 1984 Mons. Larrea es nombrado por el Papa Juan Pablo II, Vicario Castrense del Ejército del Ecuador, siendo el primer Obispo que ha desempeñado ese cargo tan arduo y de tanta responsabilidad.

Mons. Luis Oswaldo Pérez Calderón
Undécimo Primer Obispo

El undécimo Obispo de la Diócesis de Ibarra fue el segundo sacerdote nativo de Imbabura. Luis Oswaldo Pérez Calderón nació en San Roque, en Abril de 1926. Se forma en el Seminario San Diego y, luego en el Mayor de Quito San José ordenándose en Junio de 1950, de clase humilde, de allí su obvia simpatía por los estratos campesinos y obreros, de los cuales conoce sus más imperativas necesidades religiosas, culturales y materiales. En 1982, lo nombran Secretario Adjunto de la Conferencia Episcopal y titular del área de Pastoral Social. Pero retorna a sus labores en la Casa Parroquial de La Dolorosa, hasta que es designado Obispo Residencial de la Diócesis de Ibarra, cuya toma de posesión canónica y la consecuente consagración episcopal, se verifican el 11 de Noviembre de 1984. Por casi un lustro gobernó la Diócesis, cuando comenzó a experimentar un grave deterioro de su salud, y sintiendo el llamado de Dios Comenzó a prepararse y fallece el 22 de Septiembre de 1989. Su andadura comenzó el 13 de Junio de 1939, en el seno de una familia que guardaba, consiente y firmemente las mejores tradiciones, humanas y espirituales, del país vasco.

Monseñor. Antonio Arregui Yarza
Décimo Segundo Obispo

Ha desempeñado diversas cátedras en la Universidad de Navarra, en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y en el seminario mayor “Nuestra Señora de la Esperanza” en Ibarra.

Fue el coordinador de la visita pastoral del papa Juan Pablo II al Ecuador (1985). Además, ha ocupado otros puestos y cargos como el de director general de Radio Católica Nacional, director del Obolo de San Pedro, en dos ocasiones secretario general de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, vicepresidente y presidente del Consejo Episcopal de Comunicación Social del CELAM y de Ecuador.

Desde 1965 desempeñó su labor pastoral en Quito, dedicado a los jóvenes, profesionales, familias y trabajadores. Fue obispo auxiliar de Quito y obispo de Ibarra. Este último cargo lo desempeñó hasta mayo de 2003, en que fue nombrado arzobispo de Guayaquil, en sustitución de Juan Larrea Holguín. Desde abril 2008 hasta el 5 de mayo de 20146​ es el presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

El papa Benedicto XVI le nombró miembro de la XIII Asamblea General del Sínodo de Obispos. Este sínodo se celebró en octubre de 2012 en la ciudad de Roma, bajo el tema de “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristina”.7​ El papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis el 24 de septiembre de 2015, un año después de cumplir los 75 años, que el derecho de la Iglesia Católica establece como límite para el desempeñó de cargos episcopales.

Monseñor. Julio Terán Dutari
Decimo Tercer Obispo

Mons. Julio Terán Dutari, S.J., nació el 15 de agosto de 1933, en la República de Panamá. Por ser ecuatoriano su padre, se le reconoció después la nacionalidad de ecuatoriano por nacimiento. En 1945 la familia regresó al Ecuador en donde se estableció definitivamente. Fue alumno de los Colegios San Gabriel y Loyola, regentados por los Padres Jesuitas.

En 1950 ingresó a la Compañía de Jesús y fue ordenado sacerdote el 25 de julio de 1963. Luego de haber obtenido la licenciatura en Humanismo y el doctorado en Filosofía en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (P.U.C.E.), obtuvo además el doctorado en Filosofía en la Universidad de Münich, Alemania.

De regreso al Ecuador, comenzó como profesor de filosofía y teología en la Universidad Católica de Quito y de 1973 a 1978, desempeñó el cargo de Decano de la Facultad de Ciencias filosófico-teológicas de la misma Universidad Católica. En 1985 fue elegido Rector de la misma Universidad, cargo que desempeñó durante diez años.Fue nombrado Obispo Auxiliar de Quito, por Su Santidad Juan Pablo II, recibió la ordenación episcopal el 30 de septiembre de 1995.

En 1997 fue nombrado además Consultor de la Pontificia Comisión para los Bienes Culturales de la Iglesia del correspondiente Dicasterio Romano. El 14 de febrero de 2004, El Santo Padre Juan Pablo II lo nombró Obispo de la Diócesis de Ibarra.El 16 de marzo de 2012, siendo Obispo Emérito de Ibarra, el Santo Padre Benedicto XVI lo nombró Administrador Apostólico Sede Vacante de la Diócesis de Santo Domingo en Ecuador.

Monseñor. Valter Dario Maggi
Décimo Cuarto Obispo

Nació el 12 de agosto de 1956, en Brignano Gera d Adda (Diócesis de Cremona-Italia). Estudió Filosofía y Teología en el Seminario de Bergamo. El 15 de junio de 1985 fue ordenado sacerdote para la Arquidiócesis Foggia-Bovino, Italia.
En 1989 obtuvo la licenciatura en Teología del Matrimonio y de la Familia en el Instituto Juan Pablo II para estudios sobre Matrimonio y Familia de la Pontificia Universidad Lateranense en Roma. En 1991 funda junto a otros la “Fraternidad de San Juan Apóstol para la nueva evangelización”.
En 1992 fue enviado como sacerdote fidei donum al Ecuador en la Arquidiócesis de Portoviejo. El 19 de febrero de 2008 el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo Auxiliar de Guayaquil.

Entre otros ha desempeñado los siguientes cargos: Párroco de “Señor de la Buena Esperanza” (Portoviejo-Ecuador), Director de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Portoviejo,Profesor de Teología Moral, Antropología filosófica y teológica en el Seminario Mayor de Portoviejo; Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal para la Educación de la CEE entre 2005 y 2008, y Director del Instituto Teológico Pastoral del Ecuador.

El Santo Padre, el Papa Francisco lo nombró Obispo de la Diócesis de Ibarra, el 25 de Marzo del 2011 y acepto su renuncia el 13 de octubre del 2018, a sus 62 años.

Comparte